domingo, 20 de marzo de 2016

Tu eres el dueño de mi Vida



Señor!
En mi corazón conservo tantos momentos lindos contigo. Momentos de Paz, momentos felices y aquellos momentos cuando hundida yo en un mar de angustia tu me abrazabas y me consolabas. Cuando me susurrabas al oído y me decías: Yo estoy Contigo. No Temas.
Son esas memorias lo que me ha motivado a seguir adelante aun sin entender el porque en mi camino siempre he encontrado tantas espinas.
Te he conocido en la angustia y también en mis alegrías. He visto tu mano obrando en mis situaciones difícil y muchas veces también he podido entender tu silencio.
Hoy te confieso que tengo miedo. Miedo a no saber aceptar tu voluntad. Miedo a no poder tocar tu corazón. Y miedo a que hoy te encuentres tan lejos de mi que no puedas escuchar el grito de mi alma. Y tengo tanto miedo a tus Procesos porque en mi humanidad siempre me agotan y me roban la calma.
Y tengo que confesarte que aun hay cosas en mi vida que no he podido superar. Estas emociones que a veces me dominan y no se como controlar. El dolor que me oprime y no me deja razonar. La angustia de querer que siempre hagas mi voluntad.
Yo se que Tu eres Ser Supremo y yo ante tanta Grandeza, no soy nada. Ayúdame a entender que Tu sabes lo que haces y que al aceptar tu voluntad te estoy diciendo: Tu eres el dueño de mi Vida, haz como Tu quieras.
*Jackie*

16 comentarios:

Marcos dijo...

A todos nos quedan pendientes asuntos por superar, nunca se acaban, pero angustias y miedos no pueden prevalecer en una relación, cambialos por esperanzas, siempre.

Carmen Estany dijo...

"Tu eres el dueño de mi vida,haz como Tu quieras"Esta oración salida del corazón es maravillosa;nos da paz,serenidad,esperanza,
y sobre todo nos da seguridad.Nos ponemos en manos de quien puede, quiere y sabe que es lo que más nos conviene.
Has hecho una reflexión propia de una persona que a pesar de las contradicciones quiere confiar.
Recibe un cariñoso abrazo.

Amapola Azzul dijo...

Nadie debería ser el dueño de la vida de nadie.
Besos.

Ilesin dijo...

Bellas letras donde cuentas parte de tu sentir, aunque el echo de depender en demasía del otro no hace sentir miedo cuando no tenemos a ese ser a nuestro alrededor por hemos perdido la esencia verdadera de quienes somos nosotros mismos.
Besos

Kosmisch dijo...

Muy bello y muy buena música de fondo! me gusto tu blog!
Te sigo

me gustaría que te pases por mi blog literario para ver qué te parece y si te gusta, quédate por favor.

http://pensamientosenelahora.blogspot.com.ar/

http://buscandotelibro.blogspot.com.ar/

Un abrazo y muchísimas gracias.

ReltiH dijo...

UN ANHELO INSONDABLE!!!
ABRAZOS

RECOMENZAR dijo...

Tuve u amor que fue mi vida
y se fue al cielo.
Lo supe quizas despues de haber partido
que jamás encontraria a un ser asi.
Tuve una aventura con la vida
y hoy me tengo a mi

Maruja dijo...

A veces es más fácil escribir que decier las palabras adecuadas. Feliz semana.

Ernesto. dijo...

En ocasiones escribir, en muchas ocasiones, es reconfortante en sí mismo, si además te diriges a alguien, miel sobre hojuelas. Si “ese alguien” es el destinatario de tus palabras… sabe que podrías estar hablando contigo misma.

Soy consciente del significado que estas palabras pueden producir… ¡Vértigo! Y lo sé porque yo lo he sentido durante mucho tiempo. Y por ello rechazada la realidad que señalaban. Cuando un día comprendí, y acepté, vi como se diluían muchos sinsentidos.

El canal que durante muchos años fue comunicación, guía, ayuda, consuelo y mucho más, fue el libro “Dios me Habló”, de Eileen Caddy. Hoy ya no lo uso. Y cuando lo leo el significado es otro. Tú das a entender que te has movido, te mueves, por caminos parecidos… Todos los caminos llevan al único destino.

No hay distancia, alejamiento, de uno mismo. Pues Uno mismo es lo que es ESO a lo que nos dirigimos siempre. Pero sí es cierto que todos los caminos no parecen iguales… En unos hay más dificultad que en otros. No tal vez desde el principio hasta el final del mismo, pero sí en algunos tramos. Tal vez tu caso, Jackie.

El miedo es consustancial con el ser humano. Lo mismo que la alegría.

Ser Supremo o gusano. No creas que hay mucha diferencia en ello. Ambos son lo único que hay. La Unidad de todo. El Océano, y no las múltiples olas.

Un grado de temperatura y cien son exactamente lo mismo: temperatura. Una escala de grados, sí, pero su esencia la misma. Cierto que los efectos no son lo mismo.

Es como la Conciencia que todos somos. Gusano o ser supremo.

Soy consciente de la situación en la que te encuentras, Jackie. Aunque no la vivo… Y sé lo que las palabras que recitas en tus cartas significan, y producen. Consuelo. Comprensión. Ayuda. Las mías no pretenden desvirtuar las tuyas, al contrario, si te sirven, ¡sigue usándolas!
Con amor.

Un gran abrazo.

Juan Carlos dijo...

Tus líneas me sonaron a plegaria. Aroma de una oración, que contiene tanto amor, que aun así no se puede explicar, el por qué no salen las cosas como las piensas y entonces temes perder esa calma que solo la fe concede. Y clamas entonces, por esa paciencia que renueve tus fuerzas y te haga capaz de aceptar y complacer la voluntad divina de tu Señor.
Si acaso hablas de Dios, espero que te conceda una fuerza tan grande como lo es tu corazón, que salgas adelante en tus propósitos y logres las metas que tú misma te has propuesto. Pero si acaso, tu tema habla de un hombre, (sin ofender) quiero decirte, que ninguno vale tanto, como para que un alma noble como la tuya, se doblegue ante él.

Magdeli Valdés dijo...

Los caminos son muchos por donde uno girar...
pero si se ha elegido el correcto el penar se volará de nuestra ruta ...mas si hemos decidido caminar en el camino más difícil pero el más hermoso...caminar de la mano de Dios
es para nunca jamás sentirse sola...

te dejo un abrazo grande,

Remo dijo...

Una hermosa carta, Jackie.

Un agrado estar en tu blog.

Que tengas un gran día.

***

Buscador dijo...

La grandeza no es lo superlativo, la grandeza es lo sencillo y simple pues en tus palabras queda demostrado...
Un beso

CHARO dijo...

Una carta preciosa, me encantó.Gracias por tu visita y comentario.Besicos

icue dijo...

Lo que escribes está lleno de poesia y sentimiento, tienes toda mi admiración.
Con gran afecto

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Epistolarmente poético y doloroso, pero el amor, también nos pone de rodillas. UN beso. Carlos