viernes, 5 de mayo de 2017

Una carta para aquel que me hizo mas fuerte


Te escribo esta carta a ti que me hiciste sufrir.
Sabes? Puedes estar satisfecho con tu misión. Lograste romperme en pedazos. Cumpliste tu propósito. Pudiste llegar a aquel lugar en mi corazon donde creí que era fuerte y que pensé que ya nadie mas podría llegar. Traspasaste con la espada de tu indiferencia mi corazon sin tomar en cuenta el dolor ni el daño que me hacías... Fuiste implacable, e insensible. Te felicito porque diste en el blanco.... 
pero ahora te tengo noticias.
Hoy me levanto de mis cenizas. Hoy decido perdonarte y liberarte. Entiendo que también en esto Dios tuvo un Propósito. Que en cada desprecio, cada lagrima, cada suspiro de mi alma enferma también iba creciendo dentro de mi una fuerza sobrenatural que hoy día puedo usar para que nadie mas me vuelva a dañar.   Para cuidarme de gente como tu. Hoy entiendo que a veces es necesario la soledad para poder sentir a Dios cerca. A veces es necesario sufrir para saber de que estoy hecha.   Muchas gracias por este calvario. Por haber influido en mi crecimiento. Sin ti jamas hubiera logrado ser la Mujer Fuerte y Resistente que hoy día soy.    
Muchas Gracias por esta lección de vida.

Una Mujer que ahora es mas Fuerte.


Lo siento, No puedo

He aprendido a levantarme y a reconstruirme. Soy experta recogiendo todos mis pedazos para volverlos a unir. Puedo llorar a mares,    pero luego me lavo la cara y sigo adelante con mi frente en alto.  He aprendido que  cuando una historia termina, debo cerrar el libro y empezar uno nuevo.   Lo que no puedo es regresar a aquel lugar donde un día me rompieron. 
Lo siento, No puedo!


domingo, 5 de febrero de 2017

Ahora pienso en mi


Llega ese momento en la vida de una mujer cuando necesitas quedarte quieta, respirar profundo, volver a respirar, no pensar en nada ni en nadie, Sacudirte los miedos de encima, dejar de echarte la culpa por lo que se rompió...
El reloj corre tan de prisa que ya no hay tiempo para llorar. Lo único que quieres es abrirte paso en la vida, Echarle ganas, hacer cosas diferentes y subir lo mas alto que puedes...
Porque dejaste tirados los mejores años de tu vida. Porque lo diste todo y al final te quedaste con las manos vacías... Porque ahora es tiempo de pensar en ti, en lo que quieres lograr. Es tiempo de sanar, de recuperarte y de vivir esa vida que dejaste colgada en el armario por estar pendiente a la felicidad de todo el mundo.
Es que ahora han cambiado tus prioridades. Te has dado cuenta de que tu plan fallo, porque perdiste, en vez de ganar... Ahora entiendes  que no era necesario partirte en tantos pedazos y dejar tirados en un rincón tus sueños, tu vida, tu felicidad. Simplemente te has dado cuenta de que ya no eres la misma, ahora piensas en ti.